Encuentro del Voluntariado 2018

Imagen genérica

Un año más seguimos sumando miradas y experiencias que nos ayudan a enriquecer la visión que tenemos del voluntariado. Más de 150 personas voluntarias se reunieron el pasado viernes 6 de julio en la Casa de Mar para profundizar en la acción social que llevamos a cabo todos y todas a lo largo del año.

La jornada empezó con una dinámica relacional para establecer más vínculos entre las personas asistentes. Esta actividad nos permitió conocernos entre voluntarios y voluntarias de diferentes delegaciones, una oportunidad que tenemos muy pocas veces en el año y de la cual sacamos mucho provecho. Seguidamente, uno de los puntos clave de la jornada fue que el equipo técnico tuviera la posibilidad de transmitir los proyectos puestos en marcha el 2018. En este marco, se presentaron dos estudios que querían dar respuesta a cuál es la satisfacción del voluntariado, explicado por nuestra compañera Soraya Ares, por un lado, y a cómo es la participación de la gente mayor las actividades de socialización de Amigos de los Mayores, presentado por Regina Martínez, por la otra. Para acabar, el Director Gerente, Albert Quiles, situó los puntos destacados que definen el estado actual de la entidad de acuerdo con Plan Estratégico 2017-2020. En este sentido, las personas voluntarias expresaron sus consideraciones respecto a temáticas como, entre otras muchas, la difusión para invitar a participar además personas voluntarias, como enfrenta la entidad el maltrato a la gente mayor, o como se ve el desarrollo territorial desde el voluntariado.

El eje crucial del encuentro se convirtió en el último bloque de esta. La María, la Mari Solo, la Paquita, Joana y Lidia, cinco personas voluntarias de diferentes programas sociales, expusieron su testimonio. Las diversas perspectivas fueron el detonante para invitar a todas las persones asistentes a compartir igualmente sus experiencias. Las diversas ópticas representadas hicieron de este un espacio para reflexionar sobre los principales programas que llevamos a cabo para luchar contra la soledad.

Como ejemplo, mientras María, gran amistad de la Conxita y con quien comparte dos horas en la semana, exponía "Me siento muy plena, muy viva al desarrollar esta tarea", Joana nos hablaba de las posibilidades de innovación en las actividades de socialización si más gente voluntaria se anima a idearlas en los marcos de los equipos de acción. 

Unas escenificaciones de teatro sobre situaciones que nos podemos encontrar en nuestro voluntariado nos ayudaron, por último, a hacer una reflexión conjunta sobre conductas que, sin ser conscientes, pueden ser discriminatorias con la gente mayor.

Con esta última actividad, dimos por concluida una jornada que ha hecho que el intercambio continuo de impresiones construya un proyecto todavía más sólido gracias a su pluralidad. Desde la entidad queremos agradecer, no solo la tarea vital que realizáis las personas voluntarias cada semana, sino esta vez también, y con especial relevancia, vuestra implicación en la confección y enriquecimiento del diseño de la acción social de la entidad. ¡Nos vemos todos y todas el 2019! 

Compartir

Artículos relacionados